Uncategorized

Decir las cosas

Decir las cosas

Eres esa persona que siempre quise a mi lado. Aunque no crea en “para siempres” sé que a tu lado, en esta franja de tiempo, todo es posible.Sostienes mi mano y me convences de que puedo levantarme cada vez que me lo proponga. Te amo y nada más ni nada menos.

No soportaría verte llorar, soy demasiado frágil. Creo que no hay nada mas triste que ver a alguien fuerte llorando. Estoy a tu lado.

El amanecer nos acompaña, el mar nos alienta a hacer lo que no estaba previsto. Ya sabes que me encanta que me sorprendas, pero mucho más me gusta que lo hagas solo por mi.

Si hay un “para siempre” este es el momento de probarlo. Estos recuerdos ya son eternos. Te amo. Solo necesitaba decirlo.

Shasmine Cianne
La Frankestein Cibernética
Uncategorized

Frases de mis libros favoritos

Frases de mis libros favoritos

Me hace falta un amigo con la sensibilidad suficiente para no despreciarme por ser un soñador”
Frankestein, Mary Shelley

“La televisión, esa bestia insidiosa, esa medusa que convierte en piedra a millones de personas todas las noches mirándola fijamente, esa sirena que llama y canta, que promete mucho y en realidad da muy poco”.

Fahrenheit 451, Ray Bradbury

“No eres como los demás. Y he visto a muchos, y los conozco. Cuando hablo tú me miras. Anoche, cuando dije algo acerca de la luna, tu miraste hacia la luna. Los demás nunca harían algo así. Los demás me dejarían hablando sola o me amenazarían. Ahora nadie tiene tiempo para nadie”.

Farhenheit 451, Ray Bradbury

“Combinaron religión, arte y ciencia, pues en verdad la ciencia no es más que la investigación de un milagro inexplicable, y el arte, la interpretación de ese milagro.”
Crónicas Marcianas, Ray Bradbury (amo a el marciano Ray ❤ )
“Los gatos no tenemos nombre. ¿No? -dudó Coraline. No -corroboró el gato-. Vosotros, las personas, tenéis nombres porque no sabéis quiénes sois. Nosotros sabemos quiénes somos, por eso no necesitamos nombres.”
Coraline, Neil Gaiman
“Cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido… un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días… la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia a comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.”
Historia de Cronopios y de Famas, Julio Cortazár
Uncategorized

Estereotipos

Estereotipos

Soy ese tipo de persona que odia los estereotipos.

Soy ese tipo de persona…

que tiene muchos seudónimos inventados como La Frankestein Cibernética;

que ama la lluvia y el otoño;

que elige el té;

que se deprime y se alegra constantemente;

que ama los libros;

que está enamoradas de un personaje de un libro que pocos conocen;

que no admite que está enamorada;

que guarda cartas que se encuentra en la calle en una cajita;

que se encuentra cartas en la calle;

que ama las llaves;

que pierde las llaves;

que cree que es muy mala haciendo amigos;

que tiene pocos amigos;

que la reemplazan fácilmente los amigos;

que vive de noche y sufre insomnio;

que ama la noche;

que sueña con caminatas a la madrugada;

que sueña con charlas a la madrugada;

que ama dormirse viendo el amanecer;

que te costaría definir;

que aunque conocieras mucho sentirías que todavía no la entendés ni un poco;

que pocos se atreven a conocer;

que todos prefieren definir como “artista” para explicar porqué soy así;

que escribe;

que llora;

que a veces no encaja;

que odia que la juzguen;

y que odia las etiquetas.

En fin, soy ese tipo de persona que odia que piensen que es “ese tipo de persona”.

Zack Minor
Uncategorized

Elecciones

Elecciones

A través de los años me he dado cuenta que las mejores personas, las más felices, las más fuertes son las que más sufren en este mundo. Y depende de cada uno elegir ser valiente o elegir el camino más simple. Parecería que desde el momento en que elegimos ver el mundo como un gran capullo de esperanzas las espinas salieran a defender su lugar, y ahí estoy yo, en un pétalo a punto de caer.

Yo he tomado mis elecciones hacia el camino que creo que es el correcto, pero sé que no será nada fácil y me aterra. Sé que tendré que luchar con las voces negativas que me persigan, que están dentro de mi, sé que tendré que luchar para poder dormir aunque muera por llorar hasta el amanecer, sé que a veces no podré lograrlo y deberé afrontarlo también.

Shasmine Cianne
La Frankestein Cibernetica