Diario de viaje

Sarcasmo

Trato de masticar todo lo que paso este año y digerirlo. Siento como si cada mes hubiese sido un año, lo que ha pasado en abril ya me parece algo totalmente lejano. Estuve rebobinando todo y se destruyeron todos mis ideales, mis opiniones y mis sueños. A veces soy tan determinada que sentirme así de perdida me aterra.

Superé todo lo malo con la cabeza en alto e intente de volver hacia atrás, volver a dejar todo como estaba. Pero es imposible, ya soy otra, pienso diferente. Sin embargo, todavía no he recuperado la confianza en mi misma, ya ni siquiera recuerdo si alguna vez la tuve.

Todo lo que se suponía que iba a ser este año se fue destruyendo por el mismo devenir de las cosas. Muchos fracasos y esfuerzos que parecen no traer frutos de nada, vuelvo con las manos vacias otra vez. Trato de mantenerme positiva, pero a veces se hace imposible, tengo que recordarme cuando me aburro que hay que respirar.

Resisto, a los golpes. Viajo, no de la forma que me gustaría. Fracaso, vuelvo deprimida. Me escondo, amo las escondidas. Lloro, como si no hubiera salida.

Recojo los pedacitos de estas experiencias, trato de buscar la moraleja, trato de no mirar hacia atrás, busco entre el polvo las esperanzas y nada queda. ¿Nada queda? ¿Eso es todo?

Feliz año nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s